Beneficios de Comprar una Impresora para su Empresa

En el planeta de los negocios, el debate de larga data es si su pequeña empresa debería alquilar o comprar una impresora. No es ningún secreto que las empresas pequeñas deben trabajar con limitaciones de presupuesto más rigurosas que las corporaciones mayores. No obstante, cuando hablamos de impresoras, este argumento no se aplica.

Sin lugar a dudas, conseguir una impresora es una inversión fundamental para tu comercio. ¿Por qué? Echemos un vistazo ahora.

Ventajas de comprar una impresora

Más rentable a largo plazo

Si bien la compra directa de una impresora puede solicitar precios iniciales más elevados, ahorrará dinero a largo plazo pues no va a estar obligado a hacer pagos mensuales de alquiler a lo largo de varios años.

Si su pequeña compañía es estratégica en lo que respecta a la toma de decisiones, se dará cuenta de que hablamos de una inversión empresarial a largo plazo. Sin nombrar que va a ser dueño de la tecnología, lo que supone que si opta por actualizarla o venderla en el futuro, puede recobrar parte de su inversión inicial.

Mantenimiento flexible

Una vez que alquila una impresora, no se estima de su propiedad. Por consiguiente, está a merced de la compañía de leasing, que comúnmente incluirá obligaciones contractuales en relación con el mantenimiento de la máquina.

Las estipulaciones de los contratos de alquiler principalmente se equivocan en el lado seguro, lo que supone que su empresa tendrá que componer su impresora alquilada con mucha más frecuencia de lo que en realidad necesita.

Al igual que un auto, el mantenimiento de una impresora conlleva sus propias tarifas extras, lo que aumenta la cantidad total que gasta en el mantenimiento de la impresora.

Si los componentes se rompen, buena suerte esperando a que la compañía de alquiler venga y resuelva el problema velozmente.

No obstante, una vez que tiene los equipos, tiene el poder de contratar a un técnico de su elección. Esto quiere decir que puede dar servicio a las impresoras de su compañía sin necesidad de aceptación y en cualquier instante.

Esto no solo le ofrece la opción de buscar las mejores tarifas, sino que además garantizará que las operaciones sigan fluyendo sin interrupciones.

Sin contratos

Si su empresa decida comprar una impresora, no va a estar sujeto a ningún contrato. Aquello supone que puede modificar, actualizar o vender su impresora en cualquier momento.

Independientemente de la impresora que use, Comunidad Reparando ofrece un curso de reparación de impresoras que muestra la solución indicada para cualquier impresora deficiente. ¡Ahorre dinero reparando la impresora usted mismo para que no tenga que preocuparse por comprar una nueva!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *